+34 93 393 31 95 info@gilvernet.com

La Biopsia de Próstata

Consiste en obtener unas muestras del tejido prostático que después son examinadas a través del microscopio por el anatomopatólogo lo que nos permitirá saber si hay células cancerosas. El procedimiento lo realiza, normalmente, el urólogo y para obtener las muestras nos guiamos con ayuda de las imágenes que nos proporciona una sonda ecográfica colocada en el recto.

Después mediante una aguja (18-20 G) que atraviesa el recto o, en ocasiones, el periné vamos tomando cilindros, que miden 1 cm y de longitud y 1 milimetro de ancho, de las diferentes regiones de la próstata y, si es necesario, de las vesículas seminales. Nosotros utilizamos la vía transrectal para obtener una media de 21 cilindros, (entre 10 y 40 ) y la vía transperineal cuando queremos obtener más de 40 cilindros.

Es importante el número de cilindros obtenidos así como el porcentaje y el grado del tumor en cada uno de los cilindros pues ello nos permite valorara la probabilidad, de estar frente a un tumor agresivo o frente a un tumor de poca importancia.

Loading...
Play Button Play Button

¿Es dolorosa la biopsia de próstata?

No debe serlo. Desde hace más de 15 años, practicamos las biopsias bajo sedación endovenosa con la colaboración del anestesista, de la misma manera que se utiliza la sedación endovenosa para técnicas de endoscopia digestiva. El procedimiento dura entre 10-20 minutos y el paciente puede ser dado de alta a las pocas horas.

¿Qué complicaciones puede tener la biopsia de próstata?

La más grave es la infección de la próstata (prostatitis bacteriana aguda) que, si es severa puede provocar una sepsis. Son poco frecuentes (2,1-10,9%) pero en nuestro Centro aplicamos una técnica de antisepsia local que consigue reducir a menos del 0,2% las complicaciones infecciosas. Después de la biopsia es muy frecuente la presencia de sangre en el semen, que puede durar varias semanas, y una orina oscura debido a la presencia de pequeños restos de sangre que puede presentarse durante varios días.

El resultado de la biopsia. Grado del tumor

El anatomopatólogo redacta un informe donde asigna una puntuación a las células del tumor maligno. Es el llamado “grado Gleason” que va desde el grado 1 al grado 5, siendo el 5 el más agresivo. Se establece una suma de dos grados, el primario, aquel que se encuentra en mayor proporción y el secundario, el que le sigue en proporción. La suma de los dos determina la “puntuación Gleason” que oscila entre 2 y 10.

Los tumores con una puntuación Gleason de 2 a 4 son muy poco frecuentes y tiene un potencial muy bajo de agresividad, los Gleason de 5 a 6 tienen una agresividad intermedia y aquellos con un Gleason superior a 7 tienen una gran agresividad.

¿Es importante el valor del PSA para predecir la respuesta al tratamiento?

Sí. Los valores del PSA se correlacionan con el reisgo de que la enfermedad se haya diseminado más allá de la próstata, invadiendo a las vesículas seminales y a los ganglios linfáticos. Los pacientes con un PSA inferior a 10 ng/ml en el momento del diagnóstico, tienen muchas probabilidades de responder al tratamiento radical.

Me han diagnosticado un cáncer de próstata ¿En que fase o estadio estoy?

La estadificación nos muestra el tamaño y la extensión que tiene el tumor, ello es muy importante pues tendrán mejor respuesta al tratamiento aquellos tumores que estén localizados dentro de la próstata. El sistema TNM (Tumor, Nodos linfáticos y Metastásis) es el que se utiliza en la actualidad. Así, el cáncer localizado se clasifica como T1a lo que significa que el tacto rectal es normal. Un valor T2a indica que el tacto rectal es anormal pero que no hay signos de extensión fuera de la próstata. Un valor N0 indica que no hay extensión a los ganglios linfáticos regionales. La fase M0 indicaría que no hay signos de metástasis. Si el cáncer se ha extendido a los ganglios linfáticos pasaría a N1 y si afecta a los huesos a M1.

TNM

Estadio

Descripción

Tumor (T)

Tx

El tumor no ha sido evaluado

T0

Sin evidencia de tumor

T1

Tumor no detectado en el tacto rectal ni visible mediante técnicas de imágen

T1a

Tumor encontrado incidentalemente en tejido próstático, tras RTU / adenomectomía, En menos del 5% del tejido resecado

T1b

Tumor encontrado incidentalemente en tejido próstático, tras RTU / adenomectomía, En menos del 5% del tejido resecado

T1c

Tumor hallado en la biopsia de próstata realizada por PSA elevado

T2

Tumor confinado en la próstata

T2a

Tumor que afecta al 50% o menos de un lóbulo

T2b

Tumor que afecta a más del 50% de un lóbulo

T3

Tumor que se extiende fuera de la cápsula prostática

T3a

Extensión extracapsular uni o bilateral

T3b

El tumor invade las vesículas seminales

T4

Tumor que invade órganos vecinos como vejiga o recto

Linfáticos

Nx

Los linfáticos no han sido evaluados

N0

Sin extensión a los linfáticos regionales

N1

Metástasis en los linfáticos regionales

Metástasis

Mx

Las metástasis no han sido evaluadas

M0

Sin metástasis a distancia

M1

Metástasis a distancia

M1a

Extensión a linfáticos no regionales

M1b

Huesos

M1c

Extensión a otros lugares con o sin afectación ósea

Grupos de riesgo en pacientes diagnosticados de cáncer de próstata

Se han elaborado unos esquemas basados en los valores de PSA, puntuación Gleason y categoría T (TNM) y que están asociados con la mortalidad por cáncer de próstata después del tratamiento con cirugía radical o radioterapia externa.

Riesgo bajo: PSA igual o inferior a 10 ng/ml, puntuación Gleason igual o inferior a 6 y estadio T1c o T2a
Riesgo intermedio: PSA entre 10-20 ng/ml ó puntuación Gleason de 7 y estadio T2b
Riesgo elevado: PSA superior a 20 ng/ml o puntuación Gleason entre 8-10 y estadio T2b-T3

¿Hacen falta más pruebas para determinar si el cáncer se ha extendido?

En los pacientes con enfermedad de bajo riesgo no es necesario, en general, la realización de TAC o RMN (resonancia magnética endorectal) que sí lo son en los pacientes del grupo de riesgo intermedio y elevado. El estudio de los huesos mediante gammagrafía ósea debe ser efectuado si hay sospecha de lesiones óseas y/o el PSA es superior a 10 ng/ml. En ocasiones se realiza un PET-TC con colina para evaluar la presencia de metástasis.

RMN endorectal

Es una técnica de imagen que utilza ondas magnéticas en lugar de rayos-X. La energía de las ondas magnéticas es absorbida por el organismo y después liberada dando las imágenes más detalladas que hoy en día podemos obtener de la próstata. La calidad de las imágenes, asociada en ocasiones con técnicas de espectroscopia o de inyección de contraste paramagnético, es tan elevada que permite observar la zona de HBP y, si hay tumor, diferenciar entre un tumor en estadio T2 y un T3 con una especificidad del 95%. También permite detectar la presencia de ganglios linfáticos aumentados de tamaño, en la zona pelviana y es de gran ayuda para planificar las biopsias prostáticas pues nos indica que áreas son sospechosas de albergar células cancerosas.

Gammagrafía ósea

Es una prueba que nos permite detectar si el tumor ha invadido los huesos. Se realiza inyectando un isótopo radiactivo en la vena que se fija en las zonas donde el hueso esta dañado. Una cámara especial detecta los acúmulos de radiactividad y forma una imagen de todo el esqueleto. Estos acúmulos también aparecen en casos de lesiones inflamatorias (artritis), antiguos traumatismos u otras patologías óseas.

¿Dónde Estamos?

Centro Médicon Teknon
Dr. Jose Mª Gil-Vernet

Consultorios Vilana (despacho 195, 3ª planta)
C/ Vilana, 12
08022 Barcelona


T. +34 93 393 31 95
F. +34 93 393 30 95