¿Cuáles son los síntomas de la obstrucción urinaria por HBP?

Normalmente, en el transcurso de los años, el paciente experimenta cambios en sus hábitos de micción, que son debidos al crecimiento benigno de la próstata y también a los cambios que experimenta la vejiga en el proceso de envejecimiento. En ocasiones, estos procesos alteran de forma severa la micción (obstrucción/irritación) y la calidad de vida del paciente. Los síntomas más comunes son:

  • Dificultad para iniciar la micción o necesidad de hacer fuerza para orinar.
  • Sensación de no haber vaciado completamente la vejiga después de orinar.
  • Dificultad para aguantar las ganas de orinar.
  • Chorro miccional con poca fuerza, entrecortado, y micción prolongada.
  • Necesidad de orinar poco tiempo después de la última micción.
  • Despertarse varias veces por la noche con ganas de orinar.

En las primeras fases de la enfermedad, la vejiga es capaz de compensar la dificultad de paso de la orina aumentando su fuerza de contracción, pero con el tiempo sus paredes se van haciendo más gruesas y puede llegar un momento en que no se sea capaz de expulsar la orina.

¿Hay medicamentos que pueden empeorar los síntomas?

Sí, existen medicamentos que pueden exacerbar los síntomas:

  • Antihistamínicos y antidepresivos tricíclicos: disminuyen la fuerza de contracción del músculo vesical.
  • Descongestionantes (anticatarrales): aumentan la contracción de los músculos que rodean al cuello de la vejiga.
  • Diuréticos: aumentan la producción de orina.
  • Opiáceos: alteran los mecanismos neuromusculares de la micción.