Un probiótico disminuye a la mitad el riesgo de cistitis recurrente

Un medicamento probiótico ha demostrado reducir el riesgo de infecciones recurrentes en el  tracto urinario en casi a la mitad, lo que es comparable al tratamiento  profiláctico con  antibióticos,   el tratamiento estándar actual para las infecciones recurrentes del tracto urinario.

La preocupación por la creciente resistencia a los antimicrobianos de uso común tales como el trimetoprim-sulfametoxazol y fluoroquinolonas ha llevado a la búsqueda de medios alternativos para prevenir las infecciones del tracto urinario (ITU), las recientes  investigaciones se han centrado  sobre cepas de lactobacilos productoras de peróxido de hidrógeno.
Estos lactobacilos constituyen la flora vaginal dominante y regulan, por competencia,  el crecimiento de otros microbios  en el área urogenital, incluyendo a la nefasta  Escherichia, causante de una gran parte de las cistitis bacterianas agudas.  Las mujeres que padecen  ITU recurrentes se ha demostrado que tienen una población de  lactobacilos vaginales muy disminuida en el momento de su infección por  E. coli (J. Infect Dis 1998;.. 178:446-50).
Los nuevos hallazgos de un ensayo aleatorizado, controlado frente a placebo, administrando  un supositorio vaginal que contiene Lactobacillus crispatus en 100 mujeres jóvenes. Los resultados fueron publicados el pasado  15 de abril en la revista Clinical Infectious Diseases Clin Infect Dis 2011; 52:1212-17.

Para su investigación, la Dra. Ann E. Stapleton, de la Universidad de Washington en Seattle, y sus colegas, reclutaron  a mujeres con cistitis bacteriana  y con  historia de ITU recurrente que se asignaron al azar a Lactin-V (Osel Inc., Mountain View, California) , un producto que contiene  Lactobacillus crispatus  o placebo. Las mujeres (edad media 21 años)  se aplicaron   Lactin-V o placebo diariamente durante 5 días y luego una vez por semana durante 10 semanas. Los investigadores recogieron muestras de orina para un cultivo y muestras vaginales para evaluar el nivel de colonización de  L. crispatus. 

El urocultivo  confirmó que la infección urinaria recurrente ocurrió en 7 de 48 mujeres (15%) del grupo que  recibió Lactin-V, en comparación con la  ITU en 13 de 48 mujeres (27%) que recibieron placebo (RR 0,5, IC 95% intervalo de confianza, 0.2 a 1.2).

Los investigadores han destacado, como  uno de los puntos fuertes del estudio, el método cuantitativo para evaluar la flora vaginal después de ITU, que les brinda una imagen más precisa de los cambios en el equilibrio de la microflora vaginal

Los investigadores también señalaron que la colonización vaginal de alto nivel con  L. crispatus durante el seguimiento se asoció con una reducción significativa en la ITU recurrente sólo para las mujeres que usan los supositorios. En su análisis, el doctor Stapleton y sus colegas llamaron a este hallazgo “sorprendente” y la hipótesis de que el uso de Lactin-V “le confiere una ventaja significativa sobre la repoblación de la microflora vaginal con  L. crispatus” y que esta bacteria ofrece  “propiedades únicas de protección” sobre el proceso de recolonización natural.

¿Dónde Estamos?

Hospital Quirón Teknon
Dr. Jose Mª Gil-Vernet

Consultorios Vilana (despacho 195, 3ª planta)
C/ Vilana, 12
08022 Barcelona

T. +34 93 393 31 95
F. +34 93 393 30 95