La prostatectomía radical reduce la mortalidad por cáncer de próstata

Un estudio publicado en The New England Journal of Medicine demuestra, después de 15 años de seguimiento, que la prostatectomía radical reduce el riesgo de muerte por cáncer de próstata (CP) en comparación con la espera vigilada.

En el ensayo aleatorizado original, 695 hombres con CP localizado fueron asignados a someterse a la observación o la prostatectomía radical. Tras un seguimiento de 12,8 años, hubo 166 muertes en el grupo 347 hombres asignados a la prostatectomía radical y 201 muertes entre los hombres asignados a la espera vigilada. De estas muertes, 55 y 81, respectivamente, se atribuyeron al cáncer de próstata. Así, la incidencia acumulada de los fallecimientos fue de 14,6% en el grupo de la prostatectomía radical frente a 20,7% en el grupo dela espera vigilada.

La ventaja en la supervivencia de la prostatectomía radical fue similar antes y después de 9 años de seguimiento. Esta supervivencia fue significativa para los pacientes con CP de bajo riesgo, pero no para los hombres mayores de 65 años. Con la prostatectomía radical, el número de pacientes necesarios a tratar para prevenir una muerte era de 15 en el grupo global y de 7 en el grupo de hombres menores de 65 años. Dentro del grupo de la prostatectomía radical, los hombres con un crecimiento extracapsular del tumor tienen siete veces más probabilidades de morir por CP.

Las evidencias son necesarias para orientar la elección de tratamiento en aquellos varones hombres con CP en una etapa temprana. Un informe del año 2008 del mismo ensayo aleatorizado encontró un menor riesgo de mortalidad por CP en los hombres sometidos a prostatectomía radical en comparación con la espera vigilada.

El nuevo informe, incluyendo un adicional de 3 años de seguimiento, demuestra una reducción de la tasa de mortalidad por CP con la prostatectomía radical. El beneficio de la cirugía sobre la espera vigilada es evidente para los hombres menores de 65 años, pero no tanto para los hombres de mayor edad

“El hallazgo de que algunos tumores de bajo riesgo progresan y pueden convertirse en letales hace hincapié en la importancia de los protocolos bien definidos y en que los pacientes en la espera vigilada pueden cambiar a un tratamiento curativo”, concluyeron los investigadores. Un seguimiento más prolongado pueden ayuda a identificar marcadores pronósticos que llevarán a pasar de la espera vigilada al tratamiento quirúrgico.

Bill-Axelson et al.: Radical prostatectomy versus watchful waiting in early prostate cancer N Engl J Med. 2011;364:1708-1717

¿Dónde Estamos?

Hospital Quirón Teknon
Dr. Jose Mª Gil-Vernet

Consultorios Vilana (despacho 195, 3ª planta)
C/ Vilana, 12
08022 Barcelona

T. +34 93 393 31 95
F. +34 93 393 30 95