Tratamiento Farmacológico para la Disfunción Eréctil

Inhibidores de la fosfodiesterasa tipo 5 (IPDE-5)

El año 1998, con la aparición del sildenafilo, marca un antes y un después en el tratamiento de la DE. Posteriormente llegarían, en el año 2003, el vardenafilo y el tadalafilo y, en el 2013, el avanafilo. En la actualidad, este grupo de fármacos inhibidores de la fosfodiesterasa tipo 5 (IPDE-5) constituye, tanto por su eficacia como por su seguridad, la primera línea de tratamiento de la DE. Los IPDE-5 potencian la relajación del músculo liso de los cuerpos cavernosos y favorecen la erección. Es importante saber que su acción dependerá de la existencia de una estimulación sexual adecuada, de lo contrario son inefectivos.

El sildenafilo y el vardenafilo empiezan a mostrar su efecto entre 15 y 60 minutos tras haber sido ingeridos y el tadalafilo tarda entre 15 y 120 minutos. La duración del efecto es mucho mayor en el caso del tadalafilo, pudiendo alcanzar hasta las 36 horas. Una comida rica en grasa o la ingesta concomitante de alcohol disminuye la absorción del sildenafilo en un 40% y la del vardenafilo en un 15%, mientras que la absorción del tadalafilo no sufre alteraciones.

Entre los efectos adversos más frecuentes de los IPDE-5 tenemos la cefalea (15-16%), la dispepsia (4-10%) y el enrojecimiento facial (4-10%). En el caso del tadalafilo puede aparecer dolor de espalda y/o dolor muscular (3%) y con el sildenafilo puede aparecer visión borrosa o azulada (0-3%). En el caso del vardenafilo hay que tener cuidado si el paciente está en tratamiento con antiarrítmicos (quinidina, procainamida, sotalol, amiodarona). También hay que tomar precauciones si el paciente está tomando alfabloqueantes (medicamentos utilizados en el tratamiento de la hipertensión arterial y del prostatismo). El uso de los IPDE-5 está totalmente contraindicado en pacientes que toman nitratos (nitroglicerina sublingual, dinitrato de isosorbida) pues la combinación de ambos fármacos produce una disminución muy severa de la tensión arterial, que puede llegar a ser letal.

En el año 2012 se aprobó el usó del tadalafilo en dosis diarias de 5 mg para el tratamiento de los síntomas urinarios secundarios a la hiperplasia benigna de próstata.

Inyecciones intracavernosas

En los años 80 se descubrió que la inyección en el cuerpo cavernoso de alprostadil o prostaglandina E1, un potente vasodilatador, provocaba una erección eficaz sin necesidad de estimulación sexual (fig D). El tratamiento es efectivo en el 70-80% de los pacientes con DE. La dosis oscila entre 10-20 microgramos. El efecto adverso más frecuente es dolor en el punto de inyección o una erección dolorosa, algo que ocurre en el 11% de los casos. Una erección demasiado prolongada o priapismo puede aparecer en 1-5% de los pacientes. Está contraindicado en pacientes bajo tratamiento con antidepresivos del grupo de los inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO).

disfuncion erectil fig D dr gilvernet

Fig. D

Fármacos intrauretrales

En 1996 se desarrolló un sistema llamado MUSE (Medicated Urethral System for Erection) que permitía aplicar el alprostadil a través de la uretra, sin necesidad de inyección (fig. E). Mediante un dispositivo adecuado, se introduce un supositorio diminuto en la uretra (1 x 3 mm) y el medicamento es absorbido a través de la mucosa uretral para pasar después a su lugar de acción, los cuerpos cavernosos.

Las dosis utilizadas son 250, 500 y 1000 microgramos y el efecto eréctil aparece a los 15-30 minutos y dura, aproximadamente, una hora. Un 50% de los pacientes responden bien a este tipo de tratamiento. El efecto adverso más frecuente es el dolor peneano en un 30% de los pacientes y un ligerísimo sangrado uretral en el 5% de los casos. Solo un 5-6% de las mujeres presentaban escozor vaginal. En las relaciones sexuales con mujeres embarazadas se debe utilizar preservativo.

disfuncion erectil fig E dr gilvernet

Fig. D

¿Dónde Estamos?

Hospital Quirón Teknon
Dr. Jose Mª Gil-Vernet

Consultorios Vilana (despacho 195, 3ª planta)
C/ Vilana, 12
08022 Barcelona

T. +34 93 393 31 95
F. +34 93 393 30 95