• Inicio

Dieta Dunkan y enfermedad renal

Una reciente investigación llevada a cabo por científicos de la Universidad de Granada, ha demostrado que las dietas hiperproteicas, entre las que se encuentra la famosa dieta del Dr. Dunkan, muy utilizadas en programas de adelgazamiento, están asociadas a un mayor riesgo de litiasis renal (piedras de riñón) y de enfermedad renal a largo plazo. El estudio, publicado en Nutrición Hospitalaria, se llevó a cabo en ratas y entre los hallazgos más significativos los investigadores constataron una disminución de hasta el 10% del peso corporal sin una mejoría evidente en el perfil lipídico plasmático, una disminución en el pH urinario y en los niveles de citratos en orina así como un aumento de la excreción urinaria de calcio. Estos cambios en el perfil urinario incrementan, notablemente, el riesgo de formar piedras de riñón. El estudio de los riñones mostró un aumento del 22% en el peso renal con incrementos del 13% en el área glomerular y del 32% en el área mesangial, cambios que pueden afectar, en el futuro, a la función renal. En definitiva, es importante conocer los riesgos que este tipo de dietas tiene en la salud y recomendar, a todas aquellas personas que siguen estas pautas dietéticas, una estricta supervisión médica.

Nutr Hosp. 2013;28:232-237

El Dr. JM Gil-Vernet participa como profesor invitado en el 1st International Uroanatomy Congress

El Dr. JM Gil-Vernet Sedó ha participado como profesor invitado en el 1st International Uroanatomy Congress celebrado entre el 14-16 de Junio en Esmirna (Turquía), congreso que ha contado con la asistencia de numerosos especialistas en urología y anatomía. El Dr. JM Gil-Vernet  pronunció  la conferencia: “Misconceptions in Uroanatomy. Reality and fantasy in the male perineum anatomy”.

La cirugía radical es mejor que la radioterapia en el tratamiento del cáncer de próstata localizado

En el último congreso anual de la European Association of Urology (EAU), celebrado este mes de marzo en Milán, se ha presentado un estudio observacional sobre 34.515 varones con cáncer de próstata, de los cuales 21.533 pacientes fueron tratados mediante prostatectomía radical y 12.982 mediante radioterapia. El trabajo fue dirigido por el Dr. Prasanna Sooriakumaran del Hospital Universitario Karolinska de Estocolomo (Suecia). Después de un seguimiento medio de 6 años, los investigadores concluyeron que el riesgo de muerte era unas tres veces mayor en el grupo de radioterapia, comparado con la cirugía, en el tratamiento de la enfermedad localizada. Únicamente la mortalidad fue semejante, en ambos grupos de tratamiento, en los pacientes afectos de enfermedad localmente avanzada o metastásica.

European Association of Urology(EAU) 28th Annual Congress: Abstract 192. Presentado el 18 de Marzo de 2013

La Serenoa repens es ineficaz en el tratamiento de la HBP

Una reciente revisión llevada a cabo, en diciembre del 2012, por la Cochrane Prostatic Diseases and Urologic Cancers Group, demuestra que la Serenoa repens (Sabal serrulatum) o palmito enano, antiguamente utilizada, de forma empírica,  en fitoterapia para el tratamiento de la sintomatología miccional secundaria a la hiperplasia benigna de próstata, no mejora en absoluto ni las molestias urinarias ni es capaz de disminuir el tamaño de la próstata. En el  estudio se incluyeron 32 ensayos clínicos controlados, con un  total de 5666 pacientes. 

Se utilizaron dosis elevadas de Serenoa repens (doble o triple de las dosis normales) sin que se evidenciara cambio alguno en la nicturia, flujo urinario máximo ni en la puntación I-PSS (escala internacional de los síntomas prostáticos). Una vez más, la medicina basada en la evidencia, demuestra que el palmito enano no debe ocupar ningún lugar en la  moderna farmacopea urólogica.

Tacklind J, MacDonald R, Rutks I, Stanke JU, Wilt TJ. Serenoa repens for benign prostatic hyperplasia. Cochrane Database of Systematic Reviews 2012, Issue 12. Art. No.: CD001423. DOI: 10.1002/14651858.CD001423.pub3.Serenoa repens for benign prostatic hyperplasia

Consumo de lácteos y mortalidad por cáncer de próstata

El consumo elevado de leche desnatada/baja en grasas está asociado con  un mayor riesgo de sufrir un cáncer de próstata  de bajo grado/poco agresivo. Estas son las conclusiones que se desprenden de un estudio dirigido por  el Dr. Yan Song de la Facultad de Medicina de la Universidad de Los Ángeles (California, USA) y que ha sido publicado  en la revista “The Journal of Nutrition”. Las investigaciones  se llevaron  a cabo sobre una población de 21660 médicos norteamericanos (Physician’s Health Study) , donde se detectaron 2806 cánceres de próstata (CP) con 305 muertes debidas a CP.

El consumo total de productos lácteos se asoció con un incremento en la incidencia de CP cuando la  ingesta  era superior a 2,5 raciones/día frente a una ingesta, igual o inferior, de media ración diaria.  El consumo elevado de leche desnatada/baja en grasas se asoció con un CP de bajo grado y diagnosticado en estadios iniciales. Sin embargo el consumo de más de 237 cc/día de leche entera se relacionó, únicamente, con el CP letal. En el análisis de la supervivencia, el consumo de leche entera se asoció  a un  riesgo elevado de  CP letal y a la progresión de la enfermedad localizada hacia el CP letal.

Estos hallazgos demuestran la relación entre los productos lácteos en el desarrollo y en el pronóstico del CP.

Whole milk intake is associated with prostate cancer-specific mortality among U.S. male physicians. J. Nutr. February 1, 2013

El Robot Da Vinci ¿Es realmente necesario? ¿Son los costes asumibles?

¿Es  superior la cirugía robótica a las técnicas clásicas en la prostatectomía radical?  ¿Son sus elevados costes asumibles por el sistema sanitario? En un reciente artículo en la revista European Urology (Agosto-2012) el Dr. Simón P. Kim, urólogo de la Mayo Clinic (Rochester, MN) evalúa los costes de la prostatectomía radical robótica (PRR) frentre a la prostatectomía radical abierta (PRA). El robot Da Vinci tiene un coste de $1,5 millones y ello sin incluir materiales fungibles ni los costes de mantenimiento.

Se estudiaron 29837 pacientes de los cuales 20424 (68,5%) fueron tratados mediante PRR y 9413 mediante PRA. La media de ingreso fue de un día para el grupo PRR y de dos días en el de PRA. La tasa de complicaciones postoperatorias fue de 8,2% para PRR y del 11,3% para PRA. El coste de hospitalización para la PRR fue de 11.932 $ frente a 9.390 $ para la PRA.

Dado que la cirugía robótica no ha demostrado ventajas significativas sobre la prostatectomía radical abierta en cuanto a resultados oncológicos se refiere ni en los parámetros de calidad de vida, es importante que los pacientes sepan que lo realmente importante no es la utilización del robot en la prostatectomía radical sino la experiencia del cirujano que les va a operar.  

Como escribía el Prof. Antonio Sitges-Serra en el artículo “Tecnología o tecnolatría ¿A dónde van los cirujanos?”: “Asistimos a una obsesión enfermiza por el incremento del bienestar postoperatorio a expensas de procedimientos más complejos, generadores de residuos y con un coste/beneficio cuestionable

En el caso de la Cirugía, uno de los fenómenos ligados al consumismo y a la credulidad rayana con el papanatismo es el hecho de que los pacientes se preocupen más por el tamaño y visibilidad de la cicatriz que por la gravedad de su enfermedad, la dificultad de la intervención, la competencia o el curriculum de su cirujano o los recursos que aporta la sociedad solidariamente para su curación

www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0302283812009475

Una nueva técnica para evitar las infecciones asociadas a la biopsia de próstata transrectal

La biopsia de próstata transrectal, el único procedimiento  que permite el diagnóstico del carcinoma de próstata, no está exenta de complicaciones, siendo las infecciosas las que conllevan mayor gravedad. Hasta ahora, con la utilización profiláctica de antibióticos, el riesgo de infección oscilaba entre el 2,1-10,9%, con un índice de urosepsis entre el 0,1-1,7%. Además, en los últimos años se ha venido  observando un incremento en el número de complicaciones infecciosas, lo que es debido a un aumento progresivo de las resistencias bacterianas a los antibióticos.

Ahora, una nueva técnica antiséptica, utilizando un gel de yodopovidona intrarectal, ha permitido disminuir, de forma muy importante, la incidencia de infecciones después de la biopsia próstata transrectal.  Este nuevo procedimiento ha sido publicado por los urólogos JM Gil-Vernet y R. Alvárez-Vijande en la revista Archivos Españoles de Urología. En la publicación indican  que  sólo un paciente, de los 530 que fueron sometidos a biopsia prostática transrectal entre los años 2007 y 2010, presentó una infección genitourinaria y no hubo ni un solo caso de urosepsis. Ello demuestra una  incidencia de infecciones del  0,2%, muy por debajo de los valores observados en la literatura mundial. Este nuevo procedimiento, simple y barato,  constituye una herramienta eficaz para prevenir las complicaciones infecciosas asociadas a la biopsia prostática transrectal.

JM Gil-Vernet y Ricardo Alvárez-Vijande: El gel de yodopovidona intrarectal en la incidencia de complicaciones infecciosas tras biopsia prostática transrectal. Arch. Esp. Urol. 2012; 65 (4): 463-466

Circuncisión y riesgo de cáncer de próstata

La circuncisión, realizada antes de la primera relación sexual podría reducir, en un 15% el riesgo de sufrir cáncer de próstata (CP). Estas son las conclusiones de un trabajo publicado el 12 de marzo en la revista Cancer , dirigido por el Dr. JL Wright, urólogo del Departamento de Urología de la Universidad de Washington. Se estudiaron 1754 varones con CP frente a un grupo control de 1645 varones sin CP, siendo la mayor parte de los hombres  mayores de 55 años. Los pacientes con CP agresivo eran más frecuentes entre los varones no circuncidados. Para que la circuncisión pueda ser protectora debe realizarse antes del primer contacto sexual pues las enfermedades de transmisión sexual (ETS), como se ha demostrado en estudios previos, están asociadas a un mayor riesgo de sufrir CP.

La circuncisión disminuye el riesgo de infección por VIH y de otras ETS. Sin embargo, los nuevos hallazgos no presuponen que el CP este causado, directamente, por una infección vírica, si bien se ha relacionado al virus del papiloma humano (VPH) con el cáncer de pene y con el cáncer anal. En los varones no circuncidados una infección, vírica o bacteriana, podría ser el desencadenante de una serie de cambios que incrementen el riesgo de cáncer. Una infección subyacente origina una inflamación crónica que crea un entorno adecuado para la aparición de células cancerosas. La circuncisión rompe este ciclo de varias maneras, el prepucio es propenso a sufrir pequeñas erosiones o desagarros  y ello permite que los virus y las bacterias penetren en el organismo con facilidad, después de la circuncisión los tejidos se vuelven más gruesos y  resistentes a  la entrada de agentes infecciosos.

Circumcision and the risk of prostate cancer. Cancer. DOI: 10.1002/cncr.26653

Mostaza, rábanos y cáncer de vejiga

Los mecanismos evolutivos han dotado a un grupo de plantas, pertenecientes a la familia de las crucíferas y muy utilizadas en nuestra cocina,  como son el brocoli, col, nabo, coliflor, repollo y las mostazas/wasabi, de un ingenioso mecanismo de defensa frente a los herbívoros. Cuando la planta es mordida se liberan unos compuestos organosulfurados, volátiles, llamados isotiocianatos con un olor y sabor muy picante que disuaden al agresor. Pues bien, desde hace varios años las investigaciones en el campo de la uro-oncológica han demostrado que un isotiocianato, el alil-isotiocianato (AITC), que se encuentra en altas concentraciones en las mostazas, rábano picante y wasabi, inhibe el crecimiento de las células del cáncer de vejiga en modelos experimentales de roedores. Una vez absorbido el AITC se concentra en la orina y entra en contacto con las células cancerosas vesicales. El compuesto actúa frenando la actividad de los enzimas carcinogénicos, favoreciendo la muerte de las células tumorales (apoptosis) y deteniendo su ciclo celular. En un reciente trabajo publicado en Carcinogenesis, el Dr. A. Bhattacharya del Department of Cancer Prevention and Control del Roswell Park Cancer Institute en Buffalo (New York) demuestra, en un modelo de vejiga en roedores que un metabolito del AITC, denominado NAC-AITC, es más potente que el AITC llegando a inhibir en un 40% el crecimiento del carcinoma vesical y la invasión del músculo en un 49%. Estas investigaciones resaltan la importancia del consumo de crucíferas como agentes quimiopreventivos del cáncer vesical.

Carcinogenesis (2012) 33 (2): 394-398. doi: 10.1093/carcin/bgr283

Los polifenoles del té verde y el cáncer de próstata

Los polifenoles (PF), unas potentes moléculas antioxidantes que contiene el té verde, provocan la detención del ciclo celular y activan muerte programada de las células del cáncer de próstata. Una reciente investigación, publicada en la revista Carcinogenesis y dirigida por el Dr. VS Thakur del Departamento de Urología de la Case Western Reserve University, en Cleveland, Ohio (USA), ha desentrañado los mecanismos que subyacen en la acción antiproliferativa de los PF. Las células de cáncer de próstata, “in vitro” fueron tratadas con 10-80mg /ml de PF durante 24 horas, observando una detención del ciclo celular G0-G1 y una inducción de la apoptosis (muerte celular programada). Los investigadores demostraron que los efectos antiproliferativos se deben a la inhibición de un enzima, la histona deacetilasa (HDAC). Estos hallazgos servirán para desarrollar estrategias de prevención y

Carcinogenesis (2012) 33 (2): 377-384.

¿Dónde Estamos?

CENTRO MÉDICO TEKNON
Dr. Jose Mª Gil-Vernet

Consultorios Vilana (despacho 195, 3ª planta)
C/ Vilana, 12
08022 Barcelona

T. +34 93 393 31 95
F. +34 93 393 30 95